[Español] [English] 

GHASSOUL EN POLVO

DESCUBRA NUESTRO GHASSOUL


Ghassoul 200 ml    8,50 € 
Ghassoul 500 ml    14,90 €


Fabricado en Francia

ghassoul_rhassoul

    El rhassoul o ghassoul es una arcilla natural, del grupo de la montmorillonita; es un silicato. Sólo se conoce un yacimiento de ghassoul en el mundo: en el valle de Moulouya en el Atlas. Aparte duel silicio, contiene magnesio, hierro, calcio, potasio y sodio. Su nombre procede del verbo árabe "rassala" cuyo significado es "lavar". Es, por lo tanto, una "tierra para lavar".

    El ghassoul es un producto 100% natural, purificante, astringente e hipoalergénico. No contamina el agua. Puede considerarse, por lo tanto, producto "bio". Además, para cumplir con su función, no necesita ningún ingrediente nocivo añadido. Cabe añadir que, por si fuera poco, resulta económico.
Cuando se mezcla el ghassoul con agua, se obtiene  una pasta untuosa de propiedades absorbentes, limpiadoras y desengrasantes. Estas virtudes le convierten en un aliado ideal para el cuidado de todo tipo de piel y cabello.

¿Cómo actúa ?

    El poder limpiador del ghassoul es absolutamente distinto del de un champú o un jabón. En vez de modificar químicamente la tensión superficial del agua, su acción lavante es física. Una vez conformada la pasta, como lo haría un papel secante con la tinta, el ghassoul fija y absorbe las partículas de grasa e impurezas, las células muertas y las partículas de polvo que se eliminarán con el agua cuando se retire.

    Al contrario de lo que pueden hacer los tensioactivos excesivamente agresivos con los que se formulan los productos de higiene convencionales, la capacidad limpiadora, suave y profunda del ghassoul, respeta la barrera hidrolipídica de la piel y del cabello. El ghassoul no ataca la vaina protectora natural del cabello así como tampoco irrita las glándulas sebáceas.

Presentación

    Arganbio le propone el ghassoul en polvo. También se puede encontrar en forma de pasta preparada pero esta última presentación suele salir menos económica y presenta además el inconveniente de no tener en cada caso la consistencia deseada.


Preparación

    Se pone en un recipiente de cerámica o plástico la cantidad de ghassoul deseada en función del uso que se le quiera dar (para un champú, dos cucharadas soperas rasas serán suficientes). Se le añade agua templada y, en el caso de las placas, se espera que se disuelvan para, a continuación, removerlo hasta conseguir una crema o pasta untuosa.

Para los más sibaritas o deseosos de concederse un mimo especial, se sustituye el agua por un hidrolato floral; se suele optar por agua natural de rosas o flor de naranjo.

Consejo: en caso de piel seca o cabello seco, se puede añadir unas gotitas de aceite de argán a la mezcla.

Aplicaciones

    Como se puede deducir de lo expuesto anteriormente, el ghassoul tiene propiedades limpiadoras a las que conviene prestar atención y aplicables tanto al cuidado de la piel como del cabello.

Para el pelo:

    Aplicar la mezcla de ghassoul y agua sobre el pelo mojado y frotar delicadamente. Dejar actuar unos minutos, y aclarar con abundante agua.
Con el ghassoul, elaborará un champú completamente natural, excelente para luchar contra el exceso de grasa, para dar volumen al pelo demasiado fino, para devolverle el brillo al pelo castigado o apagado, o para combatir la caspa.

Para la piel:

    Aplicar sobre la piel, frotar suavemente con movimientos circulares si desea un efecto peeling de arrastre. Dejar actuar unos 10 minutos a modo de mascarilla y retirar con abundante agua agua caliente. La sensación, muy real, de tersura, de firmeza, unida a una fragancia natural y sutil le proporcionará un bienestar inmediato y difícilmente alcanzable por nuestros productos occidentales "modernos" y tan elaborados.

    Con el ghassoul puede hacerse un gommage (exfoliante suave) libre de ingredientes químicos agresivos que pueden dañar su piel, mascarillas nutrientes o astringentes, regular la producción sebácea, disminuir el tamaño del poro…

Recomendación: en mascarilla facial, evitar el contorno de ojo.




Copyright ©Emilio Rovalo  2010. - 
RSS